608819058 [email protected]

La pérdida de un ser querido no es tan solo dolor y sufrimiento, puede traer consigo un desconcierto extremo que puede acabar conformando un largo periodo de tristeza para la persona afectada, en el caso de la familia, todo dependerá de la cercanía que haya entre esa persona y el difunto, y los términos en los que se llevó acabo el tedioso acontecimiento.

Este se muestra como una reacción en todos sus sentidos, tanto física como mental, el agotamiento y las incesables ganas de llorar es lo más común en estos casos, por lo general cualquier recuerdo puede derrumbar el mínimo animo que se tenga, es por esto que realizamos este artículo, para tener una idea de cómo afrontar la pérdida de un familiar.

¿Cómo afrontar la pérdida?

No existe forma de obviar ni pasar por alto un suceso como este, es por eso que ha sido definido como el mayor reto que puede enfrentar a cualquier edad un ser humano, a pesar de que pueda verse como parte del ciclo de la vida, el golpe es lo suficientemente fuerte para poder evitar al comienzo una depresión pasajera.

Todos reaccionamos distinto ante la muerte, y cada quien busca en lo más adentro de sí mismo su propio mecanismo para superar la pérdida, no desmiente el hecho de que la mejor cura siempre será el paso del tiempo, pero este toma un papel secundario ya que nunca es lo suficientemente tarde para servir dos platos de comida cuando solo hay una silla ocupada y se hace difícil afrontar la pérdida de un familiar.

Estos instantes donde parece que vivimos con un fantasma que está constantemente atormentándonos, pueden afrontarse como usted mejor lo desee, algunos encuentran calma en sus amistades y en la compañía, mientras que otros pasan el duelo en silencio, los pocos que aún no ven una vía libre para continuar, consideran la opción de la terapia y la orientación.

¿Debes acudir a un psicólogo?

Un psicólogo no es tan solo para personas con problemas en su mente, distinto a lo que nos han hecho pensar, a pesar de que esto pueda significar al individuo resistirse a asistir, es importante tener en cuenta que este también está preparado para manejar el temor y la ansiedad que la muerte genera, lo que lo hace recomendable en su totalidad.

El apoyo que este puede ser capaz de brindarle es lo más parecido a un compañero en el duelo, todos los tratamientos como la psicoterapia, son capaces de ayudar a sus pacientes con su salud mental, y consigo, mejorar sus vidas.

¿Qué debes hacer para ayudar a un amigo en esta situación?

Sin lugar a dudas consolar a un amigo tras la muerte de un ser querido puede llegar a convertirse en un deber emocional con el que te puedes hacer responsable, todo es mejor si colocamos la prudencia en primer plano, evitar ofrecerte y comenzar a actuar con gentileza, este es uno de los mejores pasos para aprender a cómo afrontar la pérdida de un familiar.

Además de mucha paciencia con tu amigo, ya que como es sabido, la muerte de un familiar nunca se puede superar, sin embargo, con el paso de los días, y con una pizca de esperanza presente, se aprenderá a vivir con su ausencia.